miércoles, septiembre 07, 2005

Así andamos por casa


Siempre encontré a la autocrítica muy elegante. No es como la humildad, que siempre puede ser mal interpretada e incluso sospechosa, o como la autoestima baja, que a veces se nos va de las manos y deja al personaje que la sufre con un aire de pobreza incurable.
La autocrítica usada correctamente, o sea si uno sabe mentir bien, puede resultar una poderosa herramienta para convencer a alguien de que en realidad uno es perfecto o está de otro modo muy cercano a la perfección.
Psicología inversa le dicen. Si uno afirma “¡Caramba que bella soy!”, no faltará alguien que retruque: “Y humilde sobre todo…”; por otro lado si uno exclama: “¡Recórcholis, fulera me dice el espejo!”, entonces un buen amigo comunicará su desacuerdo de un modo lo suficientemente convincente como para que uno se vuelva a sentir bien. Sino me creen hagan la prueba.
Movida por este principio, y esperando la eventual opinión de miembros de ciudades de otros lares, me voy a dedicar a hablar de nuestro pago: La ciudad de Rosario.
Como ya había adelantado en la anterior columna, en la próximas jornadas electorales de mediados de octubre se realizarán dos referéndum, que es lo que se hace cuando alguna cuestión importante no puede ser resuelta por nuestros concejales, o cuando alguna de las tres personas que manejan la ciudad no se ven afectadas por la situación, ¿Se entiende?.
Los temas serán el Plan Maestro de la Costa, que es para que recuperemos los terrenos tomados por los clubes de la zona, y la autonomía de Rosario, que parece ser que ya se incluyó en la reforma constitucional de 1994. Aunque ambas cuestiones ya se encuentran previstas por nuestra Constitución Nacional, parece que los funcionarios no saben leer, y nos quieren preguntar a ver si nosotros entendemos mejor. Bueno, basta de información porque se me va a desconchar la columna (No, no lo digo para que me digan: No, Belén, te está saliendo re linda).
Bien, lo de la autonomía es un pensamiento que a todo rosarino se le ha cruzado alguna vez por la cabeza. Ya hartos de que nos comparen con los porteños, es un buen plan esto de copiarles la autonomía también, pa’ cancherear.
De ser aceptada esta moción entonces Rosario sería reconocida como Ciudad autónoma de Rosario. Aunque también surgen otras ideas: Subprovincia independiente del Rosario, Provincia Rosarina del Sur, Principado del Rosario, Virreinato de los poblados unidos del Río Paraná Sur, Reino del Rosario, República Democrática de Rosario. Son ideas nomás.
En lo que a mi respecta considero que el primer problema surgiría durante la elección de los colores de la bandera que nos representaría. Desde ya no podría contener ni azul, ni amarillo, ni negro, ni rojo. Si de este modo fuera seguramente nos vedarían la independencia, porque tras la guerra civil que de seguro se sucedería, la densidad poblacional habrá bajado tanto que no podríamos considerarnos más ciudad.
Otro asunto sería el escudo. Aquí podríamos ponderar nuestro dudoso título de “Capital del Helado Artesanal” utilizando dos bochas, o por que no tres (porque no vamos a andar amarreteando con el escudo), para ilustrar nuestro símbolo. También podríamos agregar una pelota de fútbol, para demostrar la característica futbolera de la ciudad, junto con un moisés pintado con los colores del cielo, para así recordar el cargo histórico que nos hemos autoconferido, el de ser cuna de la bandera. Quedaría borrado de los anales de nuestra historia la posibilidad de que quizás, talvez, acaso, puede ser, que Belgrano la haya izado a la bandera como a 100 km al sur de donde nosotros suponemos lo hizo, y en realidad, quizás, talvez, acaso, puede ser, que Belgrano haya usado el terreno donde hoy se asienta el monumental Monumento a la Bandera para echarse un noni… o etc. (ejem).
El himno de la República del Rosario deberá, a mi opinión, resaltar las bellezas naturales que Dios le ha regalado tan amablemente. El autor comenzará hablando del clima tan gentil, esa humedad tan refrescante, lo plano que es el terreno en el que fue fundada (Bueno, si hubiera sido fundada), el color transparente de nuestras aguas, sus barrancas firmes, sus lagos… artificiales, sus montañas -como la del Parque Independencia-, el aire puro, su fauna -como los perritos que adornan tan tiernamente las veredas de la ciudad con su… amigable compañía- y su flora, como las tropicales y sobre todo autóctonas palmeras de Boulevard Oroño, convenientemente crecidas entre dos calles.
La música seguramente estará a cargo de Fito Paez, aunque no así la letra porque la idea es que sea entendible al intelecto humano y que sea de una longitud que le permita su recuerdo a los alumnos antes de los actos y a los intendentes (o monarcas, depende la forma de gobierno que elijamos tener).
Dejando de lado la temática cultural y los símbolos patrios vamos de lleno a la elección del gabinete, en caso de que elijamos una forma de gobierno democrática. Carteras como la de Salud y Ambiente serán muy fáciles de ocupar, por unanimidad será Peresotti el encargado, pero las secretarías serán tema de debate.
A mi parecer quien podrá ser un excelente Canciller, quien nos representará con elegancia en el país y quien sabrá introducir a Rosario en un círculo social importante, y esto debido a sus contactos, es A.J. Lamentablemente y debido a la ardua tarea de servir a la comunidad, se verá obligado a abandonar su programa… que macana.
Para agregarle glamour a Rosario lo ideal sería introducir una monarquía parlamentaria. De esta manera estaríamos bajo un sistema democrático y tendriamos una familia de sangre azul para mantenernos entretenidos. Ya que estamos, los Lifchitz podrán ocupar ese lugar, y nos tendríamos que referir a nuestros intendente actual como: Miguel I de Rosario… que nivel.
Bueno, hasta aquí algunas ideas. Obviamente quedan muchos puntos que discutir, no son estos pocos aspectos los que hacen a una nación. Los dejo entonces y los invito a que ustedes también colaboren con algunas ideas para la formación de nuestra república. ¿Qué les parece el gato como plato típico?...

2 Acotaciones:

Blogger Criticón tiene la palabra:

Hum. Análisis liviano, Belén.

Imaginemos un poco más allá de tu análisis.

Yo no soy de Rosario, pero voy maso, una vez por mes por ciertas cosillas que tengo allá. (No mujeres, malpensada, negocitos).

Convengamos que desde el Congreso de la Lengua, Rosario está más linda, y quizás el proyectito de elevarla a ciudad autónoma, como Bs As, salga adelante con fritas.

Supongamos que, más allá de la humorada del post, que me gustó bastante... Rosario tendría que ser totalmente autosustentable, tendría su propio gobierno, su propia partida, su identidad y todo lo que ello implica.

Yo trabajo en dos áreas: como particular, en informática, y como un tipo normal "en relación de dependencia", para la pcia de Bs As, en el área de Turismo.

Y digo: Rosario tiene una excelente infraestructura hotelera para ser lo que es (yo, particularmente, paro en el Apart Urquiza - si alguien del Urq. lee esto, manden cheque - por que está cerca de todo). Esto es así por que es un polo comercial bastante importante. (O sea, MUCHA guita hay, allá). Pero hace....mmmm..unos 3 meses, maso, hablando con personal de la Dirección de turismo de allá (la casita monona del río) me dicen que el 43% es gente de trásito, hacia Sta fe, hacia San Nicolás, etc.

Y la ecuación sería: Si es autónoma, los impuestos aumentarían en todos los rubros, para solventar la "autosuficiencia", cosa que ya sucede en bs as) eso haria que la gente prefiera dormitar o rascarse el higo directamente en la zona de destino, lo cual haría que, el gobierno del resto de la provincia, al no tener que bancar más a Rosario, va a tener más biyuya para , por ejemplo (hablo de lo que se, solamente) para hacer o ampliar la oferta de alojamiento en el resto de la provincia, se crearán nuevos productos turisticos ( acá es la posta, acá se izó la bandera, ahora lo podemos decir) - (esto , a unos 100 km al sur de R) la gente empezará a emigrar, y ese presente del 43%, bajaría a un..a ver..28%? (y soy generoso). Según data fehaciente, del total del ingreso de la ciudad en este área en particular, unos 140 millones de mangos al año, se reduciria en un...15 %. Bastante guita, eh?

Y así, sucedería en el rubro industrial, con municipios ordenando nuevas legislaciones de exenciones urbanisticas, industriales y demases, para fomentar la inversion "extra-ciudad-autónoma" y...upa, me fuí a la mierda.

Lo que quería decir antes de cebarme así, es que "si no lo hicieron antes...por algo es"

Besos.

PD: Che, si la hacen autónoma, avisame que hacemos un par de telos a 40 km con un par de gasolineras, y vivimos de rentas, iupi.

21/12/05 11:21 a. m.  
Blogger Criticón tiene la palabra:

Ah, detalle: Si alguien propone otra típica que NO sea gat,....caca tuto malo. Estuviste acertadísima, ahí.

Pero..el cinturón de Rosario quedaría dentro o fuera de la ciudad autónoma?? por que no sé si es "gente como uno", "viste-s?"

Que detalle, eh?

Saludetes.

21/12/05 1:03 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home